En tu plato es más importante el olor que el sabor

Algunos restaurantes suelen emplear el sabor u olor a limón para enmascarar con él el mal sabor de un pescado que no es muy fresco. Es un buen truco si tenemos en cuenta que, en lo tocante a saborear un plato, prima el olor sobre el sabor. Sí, nuestro sentido del gusto es tan deficiente que es fácilmente manipulable por el olfato.

En 2007, Malika Auvray y Charles Spence publicaron un artículo en el que señalaban que, si sentimos que algo tiene un olor fuerte mientras lo comemos, el cerebro tiende a interpretarlo como un sabor, en vez de como un olor, aunque cuando sea la nariz la que transmite esas señales.

La mayoría de las sensaciones tienen lugar en la boca en el momento en que comemos, de modo que el cerebro generaliza y da por sentado que es de la boca de dónde procede todo el estímulo, haciendo una interpretación acorde con esas señales. Tal y como abunda en ello Dean Burnett en su libro El cerebro idiota:

El mensaje que debemos recordar respecto a todo lo aquí explicado es que, si usted es mal cocinero, todavía tiene la oportunidad de quedar bien en las cenas que organice en su casa si sus invitados esa noche están muy resfriados y están dispuestos a sentarse a la mesa a oscuras.

Imagen | Sean MacEntee21749710009_ae5abfe7d5_o.jpg

También te recomendamos


Conociendo los distintos tipos de olores


Somos incapaces de comer cosas sin sabor


Siéntete una estrella en Saint Tropez con esta colección de baño by Guillermina Baeza


La noticia

En tu plato es más importante el olor que el sabor

fue publicada originalmente en

Xataka Ciencia

por
Sergio Parra

.

Compártelo